flor-de-pascua-en-maceta

Cuidados de la flor de pascua

Las flores de pascua o como también se le conoce a la planta “Poinsettia”, es una preciosa planta que resulta ser una agradable y perfecta elección para adornos y ambientación navideña.

Datos curiosos de la flor de pascua

Seguramente tengas estas flores en plástico dentro de tu hogar y que año tras año, las sacas para iniciar con los adornos navideños. Pero que sepas que se trata de una planta o flor que realmente existe.

Solo que es preferible comprar flores de pascua artificiales a comprar una real y darles los cuidados. Y es comprensible que la gran mayoría de las personas lo prefieran así. Se ve a muchísima gente que intentan darle los cuidados a la planta, y al final termina muriendo en muy poco tiempo.

Antes de comenzar con los cuidados que tienes que implementar para alargar la vida de esta planta, queremos hablarte un poco sobre esta especie. Así no solo te quedas con la información que estás buscando, sino que tendrás un poco más de conocimiento sobre esta preciosa especie de aspecto navideño.

Lo primero que queremos que sepas, es que el nombre científico de esta planta es Eurphorbia Pulcherrima y esta es una planta cuyo origen radica en México. Pero gracias a su adaptabilidad a las condiciones ambientales de este país, ha logrado extenderse a varios países de Centroamérica.

El color rojo a lo que muchos llaman flores, realmente no lo son. De hecho, sus flores son de color amarillo. Solo que este color rojo pertenece a sus hojas brácteas que sirven como protección.

Lo bueno es que si le das los cuidados necesarios, esta planta puede llegar a crecer hasta 5 metros y convertirse en un gran arbusto. Aunque es muy difícil conseguirlo, ya que la gente que decide tener esta planta, tiende a darle poda y mantenerla a cierto tamaño.

También tienes que saber, que se trata de una especie caduca y que crece con mayor facilidad en climas cálidos. Aunque ciertamente esto no es indispensable. Pues se puede ubicar en interiores y hacer crecer la flor de pascua en ambientes fríos.

Consejos antes de comprar una flor de pascua

Elige bien la planta que vas a adquirir

  • Este resulta ser el paso número uno que tienes que tomar en cuenta a la hora de cuidar y darle mantenimiento a la flor de pascua. Mucha gente tiende a fallar en el intento de mantener viva a la planta, puesto que no se dan cuenta de la estructura o la maduración de la especie.
  • Para poder elegir un espécimen sano y que te dé todo lo que estás buscando, tienes que elegir especialmente un ejemplar que posea una base gruesa y que posea hojas verdes y estén libre de cualquier daño físico.
  • Si por casualidad llegar a ver que una de las hojas tiene un color amarillo o posee daños, esto es un claro indicativo que la planta no ha sido cuidada como corresponde.
  • De igual manera, cuando vayas a comprar una flor de pascua, asegúrate que la tierra no esté ni demasiado húmeda, ni demasiado seca. Asimismo, procura comprar una planta que se encuentra bajo protección y no estén expuestos al sol.

Cuidados que tienes que darle a la flor de pascua

Dale la cantidad de luz que se merece

  • Tienes que entender algo fundamental con respecto a las plantas, y es que no todas requieren de las mismas condiciones de luz. También está el hecho que no todas son ideales para dejarlas bajo el sol directo.
  • Así pues, para el caso de las flores de pascua, tienes que colocarlas en un lugar donde la iluminación sea muy buena. Pero al mismo tiempo, tienes que evitar lo máximo posible colocarlas bajo el sol directo.

Dale una buena temperatura ambiental

  • Quienes se encuentran en países cálidos, además de los centroamericanos, tienen la ventaja que la florescencia de esta planta requiere de un ambiente que no sea ni muy frío ni muy caliente.
  • Eso sí, te recomendamos activamente que trates en lo posible de no exponerla a un calor demasiado intenso, ni mucho menos a corrientes de aire. Esto tiende a dañar la planta con suma facilidad, sobre todo cuando está en sus etapas iniciales.

La humedad ambiental correcta

  • Contrario a muchas otras plantas, esta en específico requiere de una pulverización cada cierto tiempo. Esto es debido a que la humedad es importante para la flor de pascua. Todo lo que deberás hacer es tomar un atomizador o pulverizador, e ir esparciendo agua por las hojas de la planta.
  • Eso sí, el agua que elijas tiene que estar templada cuando la flor de pascua se encuentra en floración. Y tienes que hacer esto evitando mojar las brácteas rojas. Si no quieres hacerlo, no hay problema, pero que sepas que la planta requiere de humedad.
  • Una alternativa por la que puedes optar es la de utilizar una maceta y debajo de esta, colocar un plato con agua y un poco de arlita. Tiene que haber una separación entre el plato y la maceta. De esta manera, estarás creando la humedad necesaria para la planta.

El riego es necesario

  • Para poder darle la cantidad de agua suficiente a esta planta, tienes que regar la maceta a fondo y esperar hasta que veas que el agua salga por debajo de la maceta. Para el próximo riego, no debes esperar a que la tierra se seque por completo o pierda su humedad.

Un punto importante y que jamás debes olvidar al momento de darle los cuidados necesarios a la flor de pascua, es que una vez que su floración termine, tienes que esperar unas cuantas semanas antes de regarla. O como mínimo, extender las veces que riegas la planta durante el mes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *