pautas para empezar bien la semana

Pautas para empezar la semana con energía

Existen ciertas pautas que ayudan a empezar la semana con energía, por lo que levantarnos con ánimo y teniendo una buena actitud, no solo resulta totalmente posible, sino que además puede ser más sencillo de lo que muchos piensan. ¿Te interesa conocer esos cambios? Entonces no dejes de leer.

Consejos que ayudan a comenzar con energía el lunes

Un buen consejo a tomar en cuenta para comenzar la semana con buen ánimo y energía, consiste en programar el despertador unos 30 minutos antes de lo usual (pese a que pueda costar un poco), y usar ese tiempo extra para extender la ducha, disfrutar tranquilamente de un buen desayuno, dar un vistazo a las últimas fotos capturadas con el  móvil y recordar esos buenos momentos experimentados durante el fin de semana, entre otras cosas.

Asimismo, se puede aprovechar ese tiempo para arreglarse para el trabajo, ya que verse bien ayudar a mejorar el ánimo. Ahora bien, a continuación presentamos varios consejos que resultan bastante útiles para desprenderse del fin de semana y comenzar con energía renovada:

1. Jamás comenzar la semana corriendo

Lo mejor es empezar el lunes tomando una ducha refrescante, disfrutando de un buen desayuno y en caso de tener tiempo, realizar ejercicios para despejar la mente.

Sin embargo, antes conviene calcular adecuadamente los tiempos y asegurarse de no apurar el reloj a fin de llegar al trabajo puntual, lo más adecuado es hacerlo despacio y evitando el estrés para lograr aclimatarse a la semana.

2. No saltarse el desayuno

plato sano de comida

Comenzar el día teniendo una sensación de vacío dentro del estómago, no resulta algo productivo, además, el nivel de energía a lo largo del día será menor, por lo que resulta preciso hacer hincapié en cuán importante es ingerir 5 comidas diarias y consumir suficiente agua.

Y aunque posiblemente esto sea algo que hemos oído muchas veces, es conveniente señalar que el desayuno se trata de la comida más importante, por lo que hay que evitar saltárselo.

3. Sonreír

No hablamos de sonreír literalmente (aunque también es ideal hacerlo), sino de agregar un poco de humor al comienzo de la semana a pesar de no tener ganas. Hay que tener presente que la actitud resulta completamente esencial para enfrentar el inicio del lunes con la mejor cara y energía.

En este sentido, es recomendable tomarse la carga laboral con una gran sonrisa y pensar que existen cosas peores, para lograr que el estrés se convierta en un aliado para lograr un mayor rendimiento.

Pese a que pueda sonar a cliché, es preciso agradecer la existencia de los lunes, ya que los mismos hacen desear incluso, más los fines de semana y al mismo tiempo nos hacen recordar que tenemos una vida llena de ocupaciones la cual, de otro modo, seguramente resultaría bastante aburrida.

4. Cambiar la rutina

Al llevar a cabo las mismas funciones o actividades cada semana, es muy común caer en la monotonía, por lo que resulta muy recomendable animarse y cambiar la rutina, ya que el realizar alguna otra actividad ofrece la oportunidad de mantenerse motivado al comienzo de la semana.

En este sentido, conviene fijarse alguna meta cada semana y realizar diversas actividades para evitar caer en la misma ocupación siempre.

5. Planificar la semana

Otra pauta para comenzar con ánimo y energía la semana consiste en ponerla en orden; en este caso, es preciso tomar una agenda para apuntar cada uno de los planes que pretenden llevarse a cabo a lo largo de la semana.

Planificar la rutina a seguir cada día puede ser de gran utilidad para impedir desarrollar altos niveles de estrés.

6. Plantearse metas

No existe algo más emocionante que fijarse metas y desarrollar objetivos interesantes todas las semanas, ya que de este modo es posible cambiar de forma sencilla el rumbo de nuestras vidas.

Un ejemplo en este caso puede ser que al no haber podido desarrollar un proyecto pendiente u obtener un cliente en la semana previa, al comenzar nuevamente el lunes pensemos en modos de hacer las cosas diferentes.

7. Dormir el tiempo necesario

Dormir bien se trata de un hábito que las personas han estado perdiendo con el paso del tiempo y al no dormir lo necesario, el cuerpo sufre las consecuencias.

En este punto, es recomendable tomarse tranquilamente la tarde del domingo a fin de lograr ajustarse al inicio de la semana; tomando el tiempo para recargar energías y adoptar un ritmo distinto al que tuvimos durante el fin de semana.

8. Cuidar la alimentación

cuerpo sano

La alimentación influye igualmente en el modo en que nos sentimos, por lo que tener una dieta completa y equilibrada permite conseguir la energía que el organismo requiere para tener un apropiado rendimiento físico e intelectual a lo largo de la semana.

Y como ya señalamos, es importante empezar el lunes con un desayuno abundante y equilibrado, el cual incluya hidratos, proteínas y vitaminas.

Para numerosas personas, suele ser un poco complicado lograr desprenderse del fin de semana y meterse por completo dentro de la ajetreada rutina diaria y laboral; por lo que resulta preciso que quienes normalmente sufren de depresión al empezar la semana y llegar el lunes, puedan aprender a adoptar ciertos cambios que les permitan comenzar su semana con buen pie.

¿No sueles comenzar la semana con energía? Pon en práctica los consejos que hemos presentado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *