Medidas de protección de las cuidadoras de ancianos

El cuidado para personas mayores en tiempos de confinamiento, ha sido uno de los servicios más importantes, ya que en muchos casos sus cuidadores son los únicos con los que los ancianos han podido tener contacto alguno, teniendo en cuenta que se debe preservar la salud de estos y mantener el distanciamiento social de otras personas.

Estas son algunas de las medidas de protección para las cuidadoras

A estas alturas de la pandemia de Covid-19, aún se desconoce cuánto tiempo más seguirá el país, con las restricciones que han sido impuestas por los gobiernos, con el objetivo de evitar la propagación del virus entre los ciudadanos, lo cual le da un papel más importante al cuidado de adultos mayores.

Quienes se dedican a esta profesión son conscientes del papel que están desempeñando y la importancia del mismo, por lo que estos meses han servido para que se preparen en todos los sentidos, para ofrecer la mejor asistencia posible a los adultos mayores que están bajo su resguardo.

Para que el servicio prestado por las cuidadoras de ancianos pueda seguir su curso, es importante que se tenga en cuenta que ellas también deben ser cuidadas, deben contar con medidas de protección que no los dejes vulnerables ante el Covid-19 y eso solo será posible si hacen cumplir algunas medidas de protección.

Los ancianos en tiempos de pandemia deben estar en entornos seguros, por lo que se deben evitar las reuniones familiares o sociales en sus hogares, ya que estos pueden ser focos de contagio, no solo para ellos, sino para sus cuidadoras que son quienes pasan la mayor cantidad de tiempo con estos y que podrían terminar enfermas.

Entra otras medidas de cuidado para las cuidadoras de adultos mayores que se han aplicado, se encuentran:

Utilizar mascarillas

  • A nivel mundial, el uso de mascarillas ya es una norma en todas las sociedades, por lo que es común dentro de esta profesión que las cuidadoras lleven la suya puesta en todo momento, así se encuentren dentro del hogar de su paciente, quienes en algunos casos también cumplen con dicha protección.
  • Salvo en aquellos casos donde estos sufran de problemas de respiración o que no cuenten con la capacidad de quitársela por sí mismos.

Distanciamiento social

  • Otra de las medidas aplicadas desde la Organización Mundial de la Salud, ha sido el distanciamiento social que debe existir entre las personas, el cual tiene como objetivo mantener una distancia de seguridad, sumado al uso de la mascarilla para mayor protección.

chica ayudando a levantar a persona mayor

  • En el caso de las cuidadoras es un tanto difícil cumplir con esta medida, ya que estas necesitan estar cerca de los ancianos para poder atenderlos, pero cuando no lo necesiten, se recomienda establecer la distancia de al menos 1,5 metros, al igual que de otros familiares que puedan estar en el lugar de residencia del adulto mayor.

Lavarse las manos

  • Constantemente las cuidadoras deben lavarse las manos, sobre todo al entrar a la vivienda y antes de retirarse, utilizando accesorios complementarios como el uso de geles hidroalcohólicos, cada vez que lo considere necesario o que vaya a entrar en contacto físico con el paciente.

Desinfección del hogar

  • Todas las zonas de la vivienda que son más utilizadas, deberán ser limpiadas y desinfectadas de forma profunda, para así evitar que se pueda alojar el virus en cualquiera de estas.
  • Además, es importante que no sean compartidos con terceros alimentos ni ningún tipo de menaje porque podrían contagiarse del virus.

Alimentación

  • En cuanto a la alimentación, si la cuidadora realiza labores de cocina, deberá hacerlas siempre con su mascarilla puesta y extremando todas las medidas de higiene que por lo general aplicaría en la preparación de alimentos.

Medidas de protección para las cuidadoras que atienden ancianos con Covid-19

Si el adulto mayor se contagió con el coronavirus, las medidas de seguridad que tienen que tomar las cuidadoras son mayores, así que presta mucha atención sobre qué se tiene que hacer en este tipo de situación.

Aislamiento domiciliario

  • Mientras no se tengan los resultados de la prueba de PCR que ya se le debió haber hecho al anciano, este debe permanecer en aislamiento domiciliario, por lo que quedarán suspendidas las visitas de sus familiares hasta nuevo aviso, salvo de aquellos que son imprescindibles para su atención.
  • En cualquier caso, deberá ser la misma persona y esta tiene que aumentar sus medidas de precaución para evitar ser contagiada con el virus.

Evitar la convivencia con otros familiares en la vivienda

  • Dentro del hogar del adulto mayor que espera el resultado confirmatorio del Covid-19, se tiene que evitar la convivencia de este con los otros integrantes de la familia que también habiten ahí, así que lo mejor será que hasta que no se sepan si tiene coronavirus o no, permanezca en su dormitorio, salvo cuando necesite acudir al servicio, pero se recomienda que tenga uno propio.

Área ventilada

  • Tanto la habitación de la persona mayor, como el resto de la vivienda, deberán ser ventilada en varias ocasiones del día, procurado mantener las ventanas abiertas durante el día si la temperatura exterior lo permite.

Contacto médico

  • La cuidadora del paciente enfermo deber mantener contacto directo con el médico de este, informándolo de su evolución o empeoramiento de sus síntomas.

Es muy importante que las cuidadoras de ancianos entiendan que dentro del contexto actual, es fundamental que velen por la aplicación de las medidas mencionadas, a fin de poder cuidarse y cuidar de los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *