mujer en afganistan
Mujeres

Qué no pueden hacer las mujeres en Afganistán

Actualmente, en Afganistán la situación ha cambiado de nuevo y por completo para las mujeres, quienes por desgracia se ven afectadas en mayor medida a causa del régimen talibán.

Y es que tras la llegada del régimen Talibán en Afganistán, las prohibiciones para las mujeres comenzaron a verse en tan solo algunas horas, por lo que miles de mujeres se vieron obligadas a someterse frente a las resoluciones de los soldados talibanes, los cuales atemorizan violentamente a quienes se atrevan a incumplir con las normas que se han impuesto por la fuerza.

¿Cuáles son las cosas que no se permiten que hagan las mujeres afganas?

Desde no poder utilizar calzado que haga ruido o maquillaje, hasta no poder salir de casa sin compañía masculina o hacer contacto con los hombres, las prohibiciones de la ley islámica establecidas por el régimen Talibán, no permiten que las mujeres en Afganistán realicen ninguna de las siguientes acciones:

No pueden conducir vehículos

Las mujeres de Afganistán tienen prohibido conducir cualquier clase de vehículo, y para garantizar que esto se cumpla, los talibanes se han asegurado de llevar a cabo varios operativos alrededor Kabul y también en otras zonas del país para cerciorarse que ninguna mujer se encuentra detrás del volante.

No pueden aparecer en medios de comunicación

La aparición de mujeres en cualquier tipo de medios de comunicación (televisión, prensa y radio), se encuentra prohibida estrictamente, algo que se ha visto reflejado con claridad en las medidas impuestas por el régimen al pintar de blanco todas las imágenes de mujeres que aparecían en vallas publicitarias y diversos tipos de fotografías.

Esto se ve reflejado en que las únicas corresponsales que continúan con sus reportes periodísticos en el país sean mujeres extranjeras.

No pueden usar vestidos

Las mujeres afganas ahora no tienen permitido utilizar vestidos, sino que deben llevar el burka, una prenda que se caracteriza por cubrir completamente su cuerpo, dejando solo una transparencia en la zona de los ojos para permitir que puedan ver.

mujer sin derechos en afganistan

No pueden acudir a las universidades

Desde la toma del poder por parte de los talibanes, las mujeres han sido retiradas tanto de las escuelas como de las universidades. Ya que no se permite que estudien en ningún tipo de  institución educativa.

Además, como resultado de dicha ordenanza, ahora las escuelas para chicas se han transformado en seminarios religiosos donde deberán asistir para aprender el Corán.

No pueden trabajar

Las mujeres tienen totalmente prohibido trabajar dentro de territorio talibán. Por lo que ninguna mujer, exceptuando unas pocas doctoras y enfermeras que pueden hacerlo en ciertos hospitales de Kabul.

Asimismo, la prohibición de las actividades laborales, involucra de igual manera a todo tipo de actividades recreativas, a no ser que las mujeres las realicen en compañía de su “mahram”, es decir, su esposo o de su familiar masculino más cercano, de manera que no pueden practicar deportes y/o acudir a clubes deportivos, no pueden reunirse en fiestas por razones recreativas, e incluso no pueden ingresar a baños públicos.

No pueden salir solas de casa

En Afganistán, las mujeres no tienen permitido salir solas de sus casas, sino que únicamente pueden hacerlo al ir acompañadas por algún hombre de su familia, sea su esposo, padre o hermano.

Además, no pueden asomarse a la calle desde los balcones, y con el fin de impedir que puedan ser vistas desde el exterior, las ventanas de las casas ahora deben ser completamente opacas.

No pueden negociar con hombres

No se permite que las mujeres afganas hagan tratos directamente con comerciantes masculinos; tampoco pueden estrechar sus manos y/o hablarles de forma directa. También se ha prohibido que las medidas de las mujeres sean tomadas por sastres masculinos, y no se permite que sean tratadas por médicos hombres.

No pueden llevar la cabeza descubierta

Todas las mujeres en Afganistán tienen que cubrir su cabeza con un manto. En este sentido, como ya se ha mencionado, el uso del burka se trata de algo obligatorio. De igual modo, no pueden vestir prendas de colores llamativos, los cuales pudieran  ser considerados como “sexualmente atractivos” por los talibanes.

No está permitido el uso de pantalones acampanados, ni siquiera debajo del burka. Tampoco se permite el uso de tacones, ya que cualquier calzado que haga ruido está prohibido, ya que se considera que los hombres nunca deben escuchar a las mujeres, a no ser que expresen que así sea.

No pueden usar maquillaje o reírse en público

Otra de las prohibiciones que deben enfrentar las mujeres afganas, consiste en no poder usar ningún tipo de maquillaje. De la misma forma, no tienen permitido reírse fuerte al estar en público, debido a que ninguna persona que no pertenezca a su núcleo familiar tiene que oír su voz.

No pueden viajar en taxi, bicicletas o autobuses para hombres

Las mujeres de Afganistán no pueden ir solas en taxi, solo tienen permitido hacerlo en compañía de su mahram.

Tampoco pueden montar en motos o bicicletas. Igualmente, no se les permite viajar a bordo del mismo autobús donde viajan los hombres, sino que deben hacerlo usando los medios de transporte exclusivamente destinados a las mujeres.

Consecuencia de incumplir las normas

El incumplimiento de cualquier de estas normas, hace que las mujeres se expongan a diversas consecuencias o penalizaciones, las cuales incluyen abusos verbales, palizas, azotes e incluso la lapidación pública; de acuerdo a las prohibiciones que incumplan el castigo podría ser mayor o menor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.